Crecimiento orgánico e inorgánico de las empresas ante la crisis por COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La crisis provocada por el COVID-19 ha impactado de forma negativa en el funcionamiento de las empresas, pues muchas han tenido que cesar o interrumpir su actividad. Ahora que han recuperado sus funciones, los directivos han de analizar cómo abordar el crecimiento orgánico. En algunos casos, la salida de la crisis pasará por analizar las posibilidades de crecimiento inorgánico de la empresa.

En efecto, la incertidumbre y volatilidad del entorno han provocado que la demanda se contraiga y que se provoquen interrupciones en la cadena de suministro. En esta situación, las empresas ven reducirse sus ingresos por la caída generalizada de las ventas y han tenido que soportar más costes. La mayoría de ellas han sufrido tensiones de liquidez, que en algunos casos han hecho peligrar su supervivencia.

En esta situación, muchas empresas han optado por las ayudas ofrecidas por las administraciones públicas para mitigar los impactos económicos de la crisis y reactivar determinados sectores.

Las empresas han tenido que elaborar un plan de contingencia o revisar el que ya habían desarrollado. Además, la Dirección Financiera ha tenido que realizar trabajos de alto valor añadido como la evaluación de la empresa, la planificación de reestructuraciones y el plan de viabilidad.

Impulsar el crecimiento orgánico de la empresa

En estos momentos de inicio y primeros pasos de recuperación de la actividad, los esfuerzos se han de concentrar en desarrollar el negocio mediante diferentes acciones que impulsen el crecimiento orgánico de la empresa. Esto requiere tomar determinadas medidas que probablemente necesiten nuevas inversiones. Por ejemplo:

  • Ampliar, adaptar o renovar la capacidad productiva. Por ejemplo, mediante la adquisición de equipos o maquinaria o bien alquilar su uso, u optar por el leasing o renting. También se puede aumentar la productividad revisando la eficacia y eficiencia del proceso productivo
  • Realizar inversiones en innovación en la cartera de productos y/o servicios en campos que en estos momentos aportan más valor a la economía o para adaptarlos mejor a las nuevas necesidades de los clientes. Y es que, estas han cambiado a raíz de la pandemia
  • Revisar las estrategias de desarrollo de mercado y de productos

El crecimiento orgánico trata de expandir el negocio desde dentro utilizando los recursos que tiene la empresa, entre los que se incluyen las habilidades, los conocimientos, la experiencia, las relaciones y otras herramientas. El crecimiento orgánico refleja un compromiso sólido para desarrollar el negocio con la vista puesta en el largo plazo.

Precisamente, se acaba de abrir el primer tramo de la Línea de Avales Inversión del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para avalar la financiación concedida a empresas y autónomos para la realización de nuevas inversiones. Con estos créditos avalados por el Gobierno se quiere impulsar la actividad inversora y fomentarla en las áreas donde se genere mayor valor añadido, en torno a dos ejes principales: la sostenibilidad medioambiental y la digitalización para la adaptación de las empresas al futuro.

La opción del crecimiento inorgánico de la empresa

El crecimiento inorgánico es el que se genera por las fusiones y adquisiciones. Se apoya mayoritariamente en los recursos disponibles y el capital. Las fusiones y adquisiciones pueden aumentar rápidamente el tamaño y los ingresos de una empresa, pero a menudo presentan complejos desafíos para todos los implicados, sean inversores, transmitentes o socios, y requieren un enfoque metódico para la integración.

De hecho, en ese proceso de adaptación al futuro que ha propiciado la crisis actual, algunas empresas están optando por poner en marcha desinversiones, reestructuraciones, fusiones o alianzas.

En el actual entorno cambiante e incierto, este tipo de operaciones crecen en complejidad. Conocer las implicaciones de las mismas en aspectos como el gobierno corporativo, el cumplimiento de las normas de competencia o la gestión fiscal, será fundamental para garantizar su éxito y evitar conflictos.

Por ello, el análisis detallado de las implicaciones legales y fiscales de las decisiones que tomen muchas empresas permitirá poner en marcha soluciones que garanticen, no solo su supervivencia a corto plazo, sino su recuperación plena.

La entrada Crecimiento orgánico e inorgánico de las empresas ante la crisis por COVID-19 aparece primero en Blog sobre Finanzas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp