El CGPJ celebra hoy el extraño Pleno de los nombramientos con Ricardo de Prada convertido en la china del zapato de la renovación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los vocales del Consejo General del Poder Judicial decidieron, hace una semana, aplazar los ocho nombramientos pendientes a la espera de que PSOE y PP cerraran una acuerdo inminente de renovación del órgano de gobierno de los jueces, que tenía que haberse producido en diciembre de 2018.

Todo parece indicar que la inminencia ya no es tal.

El PSOE ha descartado a Victoria Rosell como potencial candidata a vocal. Pero se resiste a dejar caer a José Ricardo de Prada, el magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

De Prada formó parte del tribunal de ese órgano que juzgó la pieza Gürtel Primera Época (1995-2005) cuya sentencia, en 2018, provocó la moción de censura al Gobierno del Partido Popular y la salida de Mariano Rajoy del Palacio de la Moncloa.

En dicha sentencia el PP fue condenado como partícipe a título lucrativo.

Suya fue la frase que utilizó Pedro Sánchez en aquel Pleno del Congreso de los Diputados que le permitió hacerse con el Gobierno: «Se creó en paralelo un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional» con la que se aseguró que entre el Grupo Correa y el PP se tejiera una «estructura de colaboración estable».

La sentencia también incluyó frases que decían que hubo cantidades que fueron a parar «como donaciones finalistas a la llamada caja B del partido consistente en una estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989».

El propio Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, un 16 meses después, el 4 de octubre de 2019, acordó apartar a De Prada del tribunal que iba a juzgar la supuesta caja B del Partido Popular por considerar que ya entró a valorar estos mismos hechos en el juicio citado. Por 8 votos de mayoría frente a 7.

El tribunal del caso Gürtel, primera época; de izquierda a derecha, Julio de Diego, Ángel Hurtado y José Ricado de Prada. AN.

«MENTAR LA BICHA»

Para el PP, por lo tanto, mentar a De Prada es mentar a la bicha. Así lo han confirmado a Confilegal fuentes del principal partido de la oposición que, además, consideran ilegal su nombramiento como jurista de reconocido prestigio siendo como es magistrado en ejercicio.

Su responsable de Interior y de Justicia, Enrique López, calificaba los planes del PSOE para validar el nombramiento de De Prada de «cambalache», de «filibusterismo legal» y de «ilegalidad clara». Porque lo que se pretende es que, para que encaje como jurista, De Prada pida la excedencia durante un día y al día siguiente los llamados servicios especiales.

Ni la antigua cúpula del PP, con Rajoy a la cabeza, ni la nueva, con Pablo Casado, quieren a De Prada como vocal del Consejo General del Poder Judicial. Lo definen como «una línea roja que jamás pasaremos».

Esto ha convertido a De Prada en la china de la negociación no solo del CGPJ sino también del Tribunal Constitucional y del Defensor del Pueblo. Con el PSOE, apostando «a muerte» por su candidato, y el PP enseñando los dientes, «a cara de perro», contra ese mismo candidato.

LOS NOMBRAMIENTOS PENDIENTES DEL CGPJ

Este bloqueo puede tener como consecuencia que hoy el Pleno del CGPJ decida llevar adelante los nombramientos pendientes:  tres magistrados del Tribunal Supremo -dos en la Sala de lo Civil y uno en la de lo Social-, las presidencias de los tribunales superiores de justicia del País Vasco y de Canarias, la presidencia de una sala del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco; y las presidencias de las audiencias provinciales de Salamanca y Almería.

Para ello solo necesitan 13 votos, de los 21 en liza.

El pasado jueves los 20 vocales y el presidente en funciones, Carlos Lesmes, acordaron aplazarlos una semana para dar tiempo a la política. Pero la política parece haber enquistado de nuevo. Por lo que las probabilidades de que los lleven a cabo son muy altas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp