Jeff Bezos corona el mejor trimestre de la historia de Amazon con su dimisión como consejero delegado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El último tramo de 2020 fue espectacular para Amazon, ya que facturó 125.600 millones y fijó así un nuevo techo de ingresos que la confirma como la compañía más beneficiada por las consecuencias de la pandemia. Pero esos datos vinieron acompañados del sorprendente anuncio de que Jeff Bezos iba a abandonar su puesto como consejero delegado del gigante tecnológico a partir del segundo semestre. Será reemplazado por Andy Jassy, que hasta la fecha ha estado al frente de la división de servicios de alojamiento, la más rentable de Amazon.

Bezos ocupará el puesto de presidente ejecutivo, con lo que liberará “tiempo y energía” para los proyectos personales en los que lleva años embarcado, como la exploración espacial o la propiedad de The Washington Post, que en breve afrontará un cambio de director. De hecho hasta la aparición del coronavirus estaba más o menos ausente del día a día de la empresa, ya delegado a las personas clave de su confianza.

Una de ellas, Jeff Wilke, era visto como un potencial sucesor de Bezos pero en agosto de 2020 se anunció que dejaría su puesto como responsable de la división comercial, tras 22 años en la empresa. Y eso dejaba como favorito a Jassy, cofundador y actual consejero delegado de Amazon Web Services.

El que será nuevo primer ejecutivo de la compañía tiene 52 años, cinco menos que Bezos, y ha estado desarrollando el negocio que realmente consolida las cuentas de Amazon. AWS proporciona servicio de alojamiento a gobiernos, grandes empresas o startups y en el último trimestre generó el 10% de la facturación total, pero el 52% de todos los beneficios. Ha incrementado sus ingresos en un 28% respecto al año pasado, respecto al 38% general de mejora de la empresa.

En esas mismas cuentas figura un incremento del 66% en la partida “otros”, en la que mayoritariamente se consignan los ingresos que Amazon logra mediante publicidad, y que fue la que más creció respecto a 2019. Fueron 7.952 millones de dólares solo en el último trimestre y 21.477 en todo el año, lo que mantiene a la compañía en tendencia ascendente respecto a Facebook y Google.

El gigante del comercio electrónico cierra un año histórico de facturación y afronta el actual con el relevo de su fundador en el horizonte.

De hecho una encuesta realizada por el banco de inversión Cowen a principios de año entre planificadores de medios de EEUU indicaba que Amazon ganaría cuota de mercado a ambas en EEUU durante 2021 y 2022. Los encuestados consideraron que esta compañía está muy bien situada de cara a la recuperación de inversión publicitaria y menos expuesta que Google o Facebook al refuerzo de privacidad de Apple.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp