Publicis compra Octopus Group para aumentar actividad en el negocio B2B

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El brazo británico de Publicis incrementa su perímetro operativo hacia el sector de las relaciones entre fabricantes, distribuidores y comercializadores. Lo hace a través de la compra de Octopus Group, una agencia especializada en marketing B2B cuyos 60 efectivos se trasladarán al campus del gigante publicitario en Londres cuando la situación sanitaria lo permita. Las consecuencias del coronavirus a diferentes niveles explican este movimiento, especialmente con el auge del comercio electrónico y sus efectos sobre cadenas de suministro o distribución.

Magnus Djaba, responsable creativo de Publicis Groupe UK, lo resume diciendo que “la disrupción causada por la pandemia implica que algunas marcas B2C están adoptando de manera creciente una aproximación B2B-2C”. Y en ese contexto mixto y cambiante tanto el bagaje tecnológico como la experiencia de Octopus Group resultan atractivos para ayudar a clientes industriales a navegar estas dinámicas de cambio.

El nuevo miembro de la familia Publicis fue fundado en 2001 y aporta una nómina de importantes clientes encabezada por Siemens o Adobe. La empresa indica que en 2020 alcanzó un crecimiento de un dígito en ingresos respecto al año previo y que el tamaño promedio de los proyectos que maneja ha crecido un 30% en la medida en que los clientes demandan más servicios integrados.

Jon Londsdale mantendrá en ella su rol de consejero delegado, mientras que Pete Hendrick seguirá igualmente como director general. El primero de ellos considera esta compra un reconocimiento del “trabajo digital y creativo” que la agencia ha realizado durante sus dos décadas de vida. Octopus Group se incorpora al plantel creativo de Publicis, en el que ya están Leo Burnett, Saatchi & Saatchi y Digitas, y pasa a ser un elemento más de su estrategia Power of One. Este modelo se basa en lograr eficiencias de costes a la vez que se ofrece un mayor valor añadido al cliente mediante procesos integrados entre las distintas unidades de la compañía en cada país.

El conglomerado francés refuerza quiere ofrecer un servicio más completo a clientes industriales en un escenario que la pandemia ha hecho cambiante.

Por otro lado, Publicis comenzó el año con fuertes rumores de posible venta, aunque de momento no ha trascendido nada más. Salvó el complicado 2020 con un -0,9% de evolución de ingresos y la mejora de resultados en la recta final del año le permitió restaurar salarios que había recortado como parte de las medidas para acolchar el primer golpe de la pandemia. En esa recuperación fue decisivo el viraje hacia el comercio electrónico, los canales digitales y las operaciones directas al consumidor, algo en lo que Octopus Group podrá colaborar a partir de ahora.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp