Solo llevo dos semanas y ya le he sacado partido profesional a Clubhouse: tres españoles nos cuentan su caso particular

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Solo llevo dos semanas y ya le he sacado partido profesional a Clubhouse: tres españoles nos cuentan su caso particular

ClubHouse es la red social viral de moda. Las tendencias de búsqueda en Google muestran que es a partir del 16 de enero cuando las búsquedas se empiezan a disparar.

El hecho de que solo se pueda acceder mediante invitación y que esté de momento solo disponible para iOS le confieren un plus de exclusividad. Pero, más allá de este hype, hemos hablado con tres profesionales que están dentro de esta red social y que, aseguran, ya les está ayudando en su terreno laboral.

Emilio Márquez, emprendedor e inversor

Emilio Márquez es el CEO de La Latina Valley Club, mentor, emprendedor e inversor. Lleva en ClubHouse desde el 22 de enero y reconoce estar “completamente enganchado” a esta nueva red social.

Foto Emiliio

Compara este momento como cuando Twitter nació. “Todo el que participa lo hace porque quiere aportar, porque quiere compartir. Hay muy buen rollo, de querer formar parte de una comunidad que se apoya”.

Según Márquez, ClubHouse le está ayudando en varios sentidos. “Estoy retomando el contacto con gente a la que seguía en otras redes sociales pero que llevábamos años sin interactuar”, explica. Además, le está sirviendo para tener nuevos contactos de “profesionales que hablan muy bien, que tienen mucho que aportar, y a los que voy a invitar a mi Club de Debate”. Y, además, también está localizando otras personas y marcas con las que le gustaría colaborar.

Este emprendedor asegura que la calidad y el nivel de las personas que participan en las diferentes salas en las que se divide ClubHouse es “muy alto”. “Es una red completamente profesional, de personas maduras y con un alto nivel económico, en la que se puede aportar valor”, defiende.

De momento, la mayoría de los perfiles están muy relacionados con el marketing y el emprendimiento. “Es lógico, son vasos comunicantes”, explica este emprendedor, que advierte que ya empieza a abrirse la diversidad de perfiles. “Hay mucha gente de música, por ejemplo”, detalla. Todas estas características hacen que ClubHouse sea, para Márquez, una oportunidad para muchos profesionales.

“Llegar de los primeros a una red social en la que está todo por hacer es una oportunidad que se presenta cada 10 años”, añade. “El que quiera ser el influyente en ClubHouse tiene que entrar ahora. ClubHouse tiene todo para otorgar autoridad a quien crea contenido de calidad”, avisa.

Fátima Martínez, consultora

Fátima Martínez es consultora de Comunicación, Marketing y Publicidad y formadora para empresas y profesionales aterrizó en ClubHouse el 13 de enero. “Empecé a trastearla y me enganchó. Me pareció rompedora. Puedes hacer otras cosas mientras escuchas, puedes crear salas para compartir conocimiento, levantar la mano para interactuar con cualquier persona sin importar quién es”, detalla.

Foto Fatima

Como Márquez, compara el actual momento de ClubHouse con el que vivió Twitter en su nacimiento. Cree que es una red social con muchas posibilidades, pero también matiza que “depende del uso que le des”. “Hay que tener cuidado porque ahora hay mucho protagonismo, vamos todos como pollo sin cabeza, la gente quiere participar y contar su vida”. Por eso, para ella la clave es contar, desde el principio, con buenos ponentes y participantes.

Martínez cree que es una red social buena para el profesional porque da visibilidad. “Te pone ante una audiencia de alta cualificación. Hay muchas marcas, observadores, CEO, responsables de marketing… que, más que protagonistas, están siendo oyentes”. Y, para ella, una de las mejores cosas de ClubHouse es que “nadie se puede esconder. En otras redes te pueden copiar los contenidos. Puedes hacer postureo. Aquí no. Para bien o para mal, te expones”. Y, por eso, cree que “va a ser el triunfo de la gente de verdad”.

En su caso, y pese a sus apenas dos semanas en ClubHouse, asegura que ya está notando los primeros beneficios profesionales. “He notado un incremento de seguidores en el resto de redes, en mis cursos. Y me han llamado para hacer cursos y para mentorizar”, detalla, para añadir que “en el momento en que te expones, las oportunidades salen”.

Y, de nuevo, subraya en que estas oportunidades están abiertas para todos. Y que, de manera natural, se irá segmentando por áreas de interés y sectores. Su único miedo es que, cuando se popularice y se abra aún más, puedan llegar perfiles más jóvenes que difuminen el carácter profesional que, según Martínez, tiene ClubHouse.

David Arráez, periodista y formador

David Arráez es periodista, formador y consultor en competencias y comunicación digital, además de conferenciante entró el 25 de enero en ClubHouse. “Mi experiencia está siendo muy positiva, por dos motivos: es una red social en la que la comunicación es bidireccional y se aleja de la frivolidad en la que se han convertido las redes sociales como Instagram y Tik Tok. Al ser todo audio, eso le da valor al contenido centrado en conocimiento, de qué puedo aportar a la gente que me escucha. Y es muy importante”, defiende.

Foto David

Arráez define a ClubHouse como un “pozo para la productividad”. “Estamos descubriendo ClubHouse y nos tiene atrapados, por lo que la productividad está cayendo. Es tiempo que quitas de trabajo. Supongo que será al principio, pero habrá que pararlo”, se ríe.

Pese a llevar menos de 2 semanas, asegura que ya está sacándole partido a nivel profesional. “Al interactuar con la gente me ha abierto las puertas a personas que no conocía. Me han escuchado, han visto mis fortalezas a la hora de comunicar y formar y he cerrado una clase de formación en una empresa. Es un efecto directo de clubhouse”, nos cuenta.

De hecho, aunque se habla de que la propia red social está buscando forma en que los creadores podrán monetizar su participación activa, David Arráez cree que la vía de los contactos va a ser, al menos en su caso, la forma más importante para sacarle rentabilidad.

Reconoce también que no se esperaba que fuera a tener una repercusión profesional tan pronto. “Es verdad que pensé que era una tontería. Pero me ha sorprendido y agradado”, también en el sentido de que “tienes, al alcance de un clic, a verdaderos gurús y expertos en muchas materias. Hay mucho conocimiento. Y esto no te lo aporta la red social”.

Recomienda, además, que todos los profesionales se registren y se sumen a esta red social. “Es bueno estar al principio porque, cuando se abra a Andorid, va a explotar. Quienes estén ya estarán mejor posicionados”, detalla. Y como el resto, insiste en que “no importa tu línea de negocio, vas a sacar muchos contactos en estado puro. No hay mejor manera demostrar lo que eres que hablando”.


La noticia

Solo llevo dos semanas y ya le he sacado partido profesional a Clubhouse: tres españoles nos cuentan su caso particular

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Arantxa Herranz

.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp